Caida de cabello, web sobre alopecia
Medicina 21, medicina para pacientes

Ser sociable de mayor protege del deterioro físico
Todos notaremos algún nivel de deterioro en nuestra capacidad de interactuar con los demás a medida que envejecemos, pero para las personas que suelen ser más activas socialmente, ese deterioro sería más lento. "Ser más activo en una gran cantidad de actividades parece ser bueno para las personas", ha declarado el doctor Aron S. Buchman, de Rush University Medical Center, en Chicago.

La pérdida de la función motriz es uno de los principales problemas de salud pública, señaló Buchman, y la cantidad de adultos mayores está creciendo.

"Si da resultado, es algo con lo que podríamos intervenir a gran escala sin ocasionarle más gastos a la sociedad", consideró.

Varios estudios habían demostrado que ser físicamente activo ayuda a retrasar el deterioro motriz en los adultos mayores, escribió el equipo de Buchman en Archives of Internal Medicine.

Y existen cada vez más evidencias de que las actividades sociales y otros pasatiempos ayudan a mantener la mente aguda y extienden la vida. Pero, hasta ahora, nadie había estudiado si la actividad social tiene beneficios físicos.

Para investigarlo, el equipo de Buchman estudió a 906 participantes dentro de una investigación de largo plazo sobre el envejecimiento.

Al inicio del estudio, todos respondieron con qué frecuencia hacían 6 tipos distintos de actividad social, desde salir a comer en restaurantes hasta ir al bingo y visitar amigos. También se les realizó una batería de pruebas de motricidad.

El equipo observó que aquellos con altos niveles de actividad social tenían una mejor función física. Un punto menos en la escala con la que los investigadores midieron la actividad social indicaba que la persona tenía la función motriz de una persona cinco años mayor.

Al quinto año de seguimiento, los participantes con bajo puntaje en la medición de la actividad social tuvieron un deterioro físico más rápido. Las personas con poca actividad física eran también más propensas a desarrollar discapacidad y a morir.

Es posible que las personas con mejor funcionamiento físico tendieran a participar en más actividades sociales, pero el equipo analizó los resultados de varias formas para probar si la relación entre la actividad social y la función motriz era causal.

Para eso, controlaron varios factores, como la discapacidad, el dolor articular y los síntomas depresivos, y observaron que la relación se mantenía. Lo mismo ocurrió tras separar del análisis a las personas con discapacidad o con la enfermedad de Parkinson.

Los estudios sobre las neuronas espejo, que son células cerebrales que se activan cuando una persona realiza cierto movimiento o cuando mira a otra que hace el mismo movimiento, sugieren que podría intervenir un mecanismo mediante el cual estaría unido lo físico y lo social.

Fuente: Archives of Internal Medicine 2009;169(12):1139-1146.

Imprimir el artículo

Nota de prensa
- Se trata de una publicación científica, abierta a colaboradores de diferentes especialidades, desde ginecólogos, psiquiatras, alergólogos u oncólogos
- Ofrece un programa de formación continuada acreditado por el Sistema Nacional de Salud y el Consell Català de Formació Mèdica Continuada
- Más de 2.000 dermatólogos la reciben y también se puede consultar a través de la página web www.masdermatologia.com

© Todos los derechos reservados Ediciones Farmavet, S.L.