Los ciegos podrán cambiar el perro lazarillo por un chip cerebral
El presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, Joaquín Barraquer, ha declarado que los ciegos podrán en un futuro deambular "sin ayuda" gracias a la implantación de un chip en el cerebro (fisura calcarina), que será "capaz de recibir imágenes de una cámara de televisión" colocada en unas gafas para que mande a través de un electrodo las señales a este chip.

Según explicó, esta técnica está de momento en estudio, pero ve en ella una futura "solución" a la ceguera. "Es muy primitivo todavía pero es la solución para el futuro; podrán ver poco, pero deambularán sin necesidad de una persona que les ayude", aseveró.

Barraquer también se refirió a la importancia de "humanizar" la profesión, ya que, en los últimos tiempos, esta faceta "tradicional" de los médicos "se ha quedado un poco de lado" debido a los avances técnicos. En su opinión, hay que dar un trato personalizado al paciente para que éste se sienta "como en casa".

Así lo indicó este miércoles, en rueda de prensa, durante la presentación del 85 Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología, un encuentro en el que se debatirán los últimos avances y las novedades en patologías como la degeneración macular asociada a la edad, el glaucoma, el desprendimiento de retina, la miopía o la presbicia, y en técnicas como el trasplante corneal.

Sobre los avances médicos en las 'cataratas', afirmó que se ha mejorado "mucho" desde el siglo pasado, ya que, en la actualidad los oftalmólogos cuentan con más de 1.000 modelos de 'lentes ideales', con las que pueden lograr que el paciente pueda ver "bien" de lejos y de cerca con lentes. No obstante, señaló que "nunca se llega a algo ideal" y que "siempre se puede mejorar".

Retos de la oftalmología

Por otro lado, Barraquer enumeró algunos de los 'retos' a los que se enfrenta la oftalmología. Uno de ellos es la lucha contra el rechazo del injerto de córnea para que el trasplante corneal sea una "realidad"; otro es evitar que el nervio óptico se estropee y evitar así el glaucoma (presión del ojo más alta de lo normal), y como último reto, entre otros, hizo referencia al desprendimiento de retina.

En este sentido, explicó que esta patología se puede tratar con láser, pero, aunque a veces los resultados de la operación "son buenos", el paciente no puede ver bien.

En cuanto a las patologías que van "en aumento", destacó la degeneración macular asociada a la edad, "un trastorno que se ve más porque vivimos más años", y la retinosis pigmentaria (disminución del campo visual).

El Congreso, que se desarrollará hasta el próximo sábado, día 26, incluirá una treintena de cursos, 83 comunicaciones libres, 21 comunicaciones de investigación, 52 vídeos y 150 paneles. Ha sido necesaria una selección previa, dado el elevado volumen de comunicaciones y trabajos presentados y, por ello, el nivel "científico y técnico" de la cita está "asegurado".

Fuente: Europa Press